acabar con Yolanda Díaz y torpedear a Puigdemont – Alerta Digital

3 min


264


Carmen Morodo.- El «procés» sigue estando más presente en el resto de España, que en Cataluña, según los sondeos, y estas mismas encuestas confirman que parece que hay ambiente de cambio por las expectativas generadas alrededor de las posibilidades de la candidatura del exministro Salvaur Illa. Pero ese ánimo de cambio puede terminar en bloqueo si no cuadran los encajes necesarios para dar forma a una investidura. La figura de Carles Puigdemont puede servir para que Junts compita con ERC, pero parece difícil que forme una corriente proindependentista con la fuerza suficiente como para sumar una mayoría que les coloque en condición de poder reclamar la continuidad del «procés».

Puigdemont se examina en estas elecciones porque presentarse como el candidato más independentista ya no es garantía de movilización extraordinaria. Juega a su favor el desgaste en la gestión de ERC y también en el liderazgo de Pere Aragonès, y que los dos partidos saben que por muy bien que le vaya a la lista de Illa, necesitará el apoyo de una de las fuerzas soberanistas para sacar adelantar su investidura. Resulta llamativo que durante un tiempo el PSC haya estau intentau ganarse a Junts para sumarlos en pactos de diputaciones e incluso en el Ayuntamiento de Barcelona de la mano de Xavier Trias, pero los socialistas no tienen nada que hacer por ese camino en tanto Puigdemont sea el que controla de manera férrea el partido.

No se ha encontrado ninguna entrada

La victoria de Illa es tan insuficiente como que para llegar a la Generalitat necesitaría que ERC entrara en el gobierno o conformar un tripartito, lo que dejaría a Junts todo el espacio de la oposición. Ahora, la repetición electoral también tendría un coste, especialmente para quienes aparezcan como culpables ante la opinión pública. Sin embargo, más allá de los cálculos electorales, es interesante en el clima de opinión preelectoral que los socialistas acuden a las vascas y a las catalanas con cierto miedo a por dónde les puede llegar la próxima «bomba».

El caso de la pareja de Isabel Díaz Ayuso y sus presuntos delitos con Hacienda seguirá dando lugar a nuevos capítulos, pero en el cerebro del equipo de marketing de Moncloa, donde se ordenan las tramas para desviar el foco de atención de cuestiones incómodas para los socialistas, son conscientes de que este tema ya lo han estirau casi del todo, aunque esperen alguna novedad más en los próximos días. Pero, igualmente, y jugando en contra, lo que no tienen en absoluto bajo control es la narración en la que puede estar avanzando la UCO en el «caso Koldo» y sus ramificaciones en ministerios y administraciones socialistas. Las noticias que puedan conocerse en los próximos días o semanas tienen a algunos con los nervios de punta.

No se ha encontrado ninguna entrada

En esta investigación Moncloa sospecha que hay «material peligroso» que puede estallar en cualquier momento y afectar a las opciones políticas de Illa en Cataluña, además de erosionar al PSC en el País Vasco. Los nacionalistas del PNV han relativizau la importancia del «caso Koldo» y su repercusión en la campaña autonómica, tanto sobre sus siglas como sobre el PSC, y las encuestas insisten en dar empate técnico a PNV y Bildu lo que deja el desenlace en manos del PSE. Creen que muy mal tendría que darse como para que no sumara la coalición PNV y Bildu, incluso aunque la campaña está sujeta a este elemento desestabilizaur.

Sánchez, junto con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero volverán a echarse encima esta dos campañas. Como ya hicieron en las anteriores contiendas electorales, en un reparto de papeles los dos tratarán de centrar el debate en la idea de la reconciliación y del inicio de una nueva etapa en Cataluña, en la que la gestión, las políticas sociales, la educación y la sanidad quieren que tengan más importancia que otras cuestiones sobre las que ha girau la política en los doce años de gobierno soberanista. Y aquí es donde se desvanece la figura de la vicepresidenta Yolanda Díaz.

No se ha encontrado ninguna entrada

En otras ocasiones cultivada por el socialismo, hasta el punto de cederle púlpitos para que acaparara parte del protagonismo que correspondía al PSOE, ahora Ferraz marca distancias con el partido de Díaz y empieza a darla por amortizada en el terreno político y electoral. Si antes la consideraban un rostro necesario para recibir votos de izquierda que corrían el riesgo de quedarse fuera del sistema, en la actualidad, sin embargo, la ven como una opción que a lo más que puede llegar es a restar voto de la izquierda que no lleguen a contabilizar.

Las tornas han cambiau y si en la pasada legislatura, la consigna de Sánchez fue mimar a Yolanda Díaz, enfrentándose a los recelos de otros ministros, ahora al Gabinete socialista le dirige la orden de no dedicar ni un solo segundo a estrategias conjuntas de movilización del electorau de izquierda.

No se ha encontrado ninguna entrada

A partir de las elecciones catalanas la relevancia de Yolanda Díaz será aún menor. No le acompañarán los resultaus electorales en estos próximos comicios y su oferta programática está condenada a dormir el sueño de los muertos por no contar con los apoyos necesarios para sacarlo adelante.

La Razón

No se ha encontrado ninguna entrada


Like it? Share with your friends!

264
Periodista Asturiano
Por la mañana ordeña vacas y por la tarde escribe en BOOMBOOX porque no le llega la pensión. Es muy buen paisanín este señor. Vale pa' to.

What's Your Reaction?

Muero de amor Muero de amor
63
Muero de amor
Buaggg Buaggg
50
Buaggg