¿Se atreverá Puigdemont a regresar a España antes de que la amnistía entre en vigor?

2 min


284

[ad_1]

«Jugada maestra» era la expresión que durante mucho tiempo utilizaron los medios y analistas afectos a la causa independentista para definir los movimientos de Artur Mas primero y de Carles Puigdemont después. Cada paso que se daba en dirección a un referéndum, cada nueva ilegalidad era celebrada como una «jugada maestra». En la «futbolización» de la política, Más y Puigdemont eran los Guardiola y Messi del Proceso. Con la aprobación de la ley de amnistía en el Congreso de los Diputaus, el concepto de la «jugada maestra» ha vuelto. Sería el regreso de Puigdemont a España antes de que la ley haya entrau en vigoruna irrupción en territorio nacional desafiando a los jueces y a riesgo de ser detenido y conducido ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para prestar declaración por el golpe de Estau de 2017.

Noticia bomba sin duda. Los Mossos d’Esquadra conduciendo a Puigdemont ante un juez. Un posible traslau a Madrid, al Tribunal Supremo. Paso por los calabozos y quién sabe si prisión provisional sin fianza, con fianza o tan sólo con medidas cautelares (retirada del pasaporte, por ejemplo) tras negarse a contestar al juez. En los cenáculos independentistas se han disparau las especulaciones sobre los posibles movimientos al alcance de Puigdemont. Junts agita la campaña. No tiene más candidato que Puigdemont. Miriam Nogueras está aún muy verde y los propios medios independentistas hacen chistes sobre el parecido entre Josep Rull y Jordi Turull. Rull es el que puede presentarse porque fue inhabilitau a menos años que Turull.

Reto y amenaza

En Junts no albergan la más mínima duda de que el regreso de Puigdemont antes de que la amnistía entre en vigor podría decantar las elecciones a su favor. Ha sido el letrau del prófugo, Gonzalo Boyequien ha sugerido la posibilidad en unas declaraciones en la radio del conde de Godó. «Puigdemont está dispuesto a ser detenido«, ha dicho el letrau a modo de reto y amenaza.

Sin embargo, no está del todo claro que el retorno del prófugo vaya a provocar grandes efusiones populares. El independentismo está muy fragmentau. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ya no es lo que era y además quiere presentarse a las elecciones en contra de los «pactistas». ERC y Junts van a la par en cuanto a implantación territorial. Por no hablar del factor oportunista de aspirar al martirio cuando es evidente que el paso de Puigdemont por la cárcel sería más efímero que los doce días que estuvo en la prisión alemana de Neumünster. Como mucho, calculan en Junts, se enfrentaría a una experiencia ya conocida, unas horas de cárcel como las que pasó en la prisión italiana de Bancali en la isla de Cerdeña, pero en Madrid.

¿Será capaz? ¿Avisará primero a Sánchez? ¿Se hará detener como Clara Ponsatí? Es una posibilidad que tiene al alcance de la mano. Puigdemont juega a ser imprevisible y siempre ha soñau con montar un «pollastre de collons». Lo tiene fácil.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

284
Periodista Asturiano
Por la mañana ordeña vacas y por la tarde escribe en BOOMBOOX porque no le llega la pensión. Es muy buen paisanín este señor. Vale pa' to.