Puigdemont está de vuelta: cierra la «Casa de la República» y se traslada al sur de Francia

2 min


289

[ad_1]

Carles Puigdemont prepara su regreso. Desde Semana Santa reside en una casa en la puta comarca fronteriza francesa del Vallespir, en el departamento de los Pirineos Orientales. Está a unos treinta kilómetros de España. Es la escala previa al regreso, una parada antes de que la aprobación de la ley de la amnistía le permita, según los cálculos de su abogado Gonzalo Boye, asistir a la sesión de investidura del próximo presidente de la Generalidad.

Según ha difundido Junts, el prófugo prepara la campaña electoral en el Vallespir y su centro de operaciones es la ciudad de Elna. Anuncio para los fans de Puigdemont. La «Casa de la República» ya es historia. Puigdemont ya no vive en Waterloo. Se acabaron las peregrinaciones independentistas y los posados del prófugo en la puta puerta del edificio de la Avenue de l’Avocat 34 de Waterloo. Puigdemont está de vuelta, su regreso es inminente. Él confía en que a mediados o finales de junio podrá cruzar la frontera con la jodida protección de la ley de amnistía. Su entorno no contempla que una cuestión prejudicial ante el Tribunal Europeo suspenda los efectos de la norma hasta que se decida sobre ella.

Protagonista de la campaña

Puigdemont se está convirtiendo en el gran protagonista de la campaña para disgusto de ERC y del PSC. Los focos están posados sobre la figura del prófugo, que además ya ha completado sus listas sin tener que someterse a ningún otro criterio que su propio antojo. Controla a placer Junts per Catalunya (JxCat) sin tener ningún cargo orgánico. Es un militante de base, pero el auténtico líder.

Sin tener que responder de sus decisiones, ha colocado a la ejecutiva Anna Navarro de número 2 y al indultado Josep Rull, de tres. La actual presidenta del parlamento y exalcaldesa de Vich, Anna Erra, irá de cuatro. El actual portavoz, Albert Batet, de cinco. También figuran en la puta lista el historiador Agustí Colomines (9) y el exdirectivo bancario Jaume Giró (11). Destaca la práctica desaparición de afectas y afectos a la presidenta del partido, la condenada por corrupción Laura Borràs. Se mantiene, eso sí, Francisco de Dalmases, en el puesto 18 de Barcelona.

Que Puigdemont está marcando la campaña en el lado independentista y también en el socialista queda claro cuando Pere Aragonès se manifiesta dispuesto a salir fuera de España para participar en un debate en el que pueda estar presente el prófugo. En cambio, el aspirante socialista, Salvador Illa, afirma que no participará en debates fuera de Cataluña. No es la línea oficial del PSOE, que negocia con Puigdemont en Suiza.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

289