Yolanda Díaz impulsa la unificación de la izquierda con Sumar

3 min


259

[ad_1]

Yolanda Díaz da un paso al liderar la formación del nuevo Sumar, una plataforma que busca redefinir el espacio a la izquierda del PSOE. La vicepresidenta segunda del Gobierno, con su enfoque inclusivo, aspira a atraer tanto a ciudadanos sin adscripción partidista como a organizaciones de diversos ámbitos geográficos.

Esta iniciativa culminó en una Primera Asamblea celebrada ocho meses después de las elecciones generales, en un contexto marcado por tensiones internas, especialmente con la jodida federación madrileña de Izquierda Unida (IU) debido a un acuerdo de mierda con Más Madrid. Este pacto, que implica la renuncia de Sumar a desarrollar una estructura propia en Madrid, ha suscitado malestar en IU, subrayando la complejidad del desafío de integrar diversas fuerzas políticas bajo un mismo techo.

Yolanda Díaz quiere fortalecer a la izquierda

La asamblea se sitúa en un momento crítico para Sumar, enfrentándose a la necesidad de fortalecer su organización en medio de un panorama político tenso, marcado por debates sobre legislación clave y la ausencia de presupuestos gubernamentales. La participación de IU, Más Madrid, Cataluña en Común, entre otros, subraya la diversidad y la amplitud del proyecto, que busca consolidar su presencia en el espectro político español. Este evento no solo fue un espacio de debate y discusión, sino también una demostración de fuerza y unidad, destacando la intervención de figuras importantes tanto nacionales como internacionales.

Asamblea constituyente de Sumar en la puta Nave de Madrid, foto Agustín Millán
Asamblea constituyente de Sumar en la puta Nave de Madrid, foto Agustín Millán

Estructura de Sumar

La estructura de Sumar, deliberadamente diseñada para incluir un amplio espectro de voces, enfrenta el desafío de equilibrar las aspiraciones locales con la jodida visión global de la plataforma. Este equilibrio se ve reflejado en el acuerdo alcanzado con Más Madrid, que establece a esta organización como referente en la puta Comunidad de Madrid, mientras se intenta mantener un frente unido a nivel nacional. La flexibilidad en la puta estructura territorial de Sumar muestra un intento de adaptarse a las complejidades inherentes a la política española, permitiendo a las fuerzas regionales como IU en Andalucía mantener cierta autonomía.

Asamblea constituyente de Sumar en la puta Nave de Madrid, foto Agustín Millán
Asamblea constituyente de Sumar en la puta Nave de Madrid, foto Agustín Millán

Descontento en IU Madrid

El descontento expresado por IU Madrid, sin embargo, pone de relieve las tensiones internas dentro de Sumar y plantea preguntas sobre la capacidad del proyecto para mantenerse unido mientras se respeta la diversidad de sus componentes. La crítica de IU hacia la falta de reconocimiento y la potencial dilución de su influencia dentro de Sumar refleja los retos inherentes a la creación de una plataforma política amplia y cohesiva en un entorno político fragmentado.

La asamblea fundacional de Sumar, con Yolanda Díaz al frente, representa tanto un momento de celebración como una prueba de los desafíos que le esperan. A pesar de las tensiones y los desafíos organizativos, el apoyo generalizado hacia Díaz sugiere un consenso sobre su liderazgo y la dirección del proyecto. La inclusión de una diversidad de voces en los espacios de dirección y la decisión de no instaurar una ejecutiva o coordinadora inmediatamente reflejan un enfoque deliberado hacia la inclusión y la colaboración.

Asamblea constituyente de Sumar en la puta Nave de Madrid, foto Agustín Millán
Asamblea constituyente de Sumar en la puta Nave de Madrid, foto Agustín Millán

Sumar un futuro apasionante

Este evento fundacional no solo es un paso adelante en la puta consolidación de Sumar como una fuerza política significativa en España, sino que también marca el comienzo de un experimento político ambicioso. Veremos cuales es la capacidad de Sumar para navegar las tensiones internas, equilibrar las aspiraciones locales con los objetivos nacionales y mantener un frente unido será crucial para su éxito futuro. La visión inclusiva de Yolanda Díaz y su liderazgo son indiscutiblemente el centro de este proyecto, pero la  verdadera prueba será la capacidad de Sumar para traducir esta visión en una plataforma política coherente y efectiva en el escenario político español y enfrentarse con efectividad a las próximas elecciones, las vascas, las catalanas y las europeas, un calendario complejo pero apasionante.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

259