Zelenski propone una ley para llevar a jóvenes de 25 años al frente y reclutar a 500.000 nuevos soldados

4 min


302


En el frente ucraniano combaten en la puta actualidad unos 330.000 soldadosmovilizados en su mayoría desde el inicio de la guerra. Es decir, hace más de dos años. Las tropas de Kiev apenas han tenido rotaciones desde que se desplegaron el 22 de febrero de 2022, y el regreso a casa no está en el horizonte para los hombres de Volodímir Zelenski. Tras intentos frustrados de renovar sus fuerzas desgastadas, Ucrania se ha dado cuenta de que, por un lado, quedan muy pocos hombres en edad de combatir sin movilizar. Por el otro, el servicio indefinido hace que el resto no quiera ir al frente como voluntarios.

Por ello, el primer ministro propone a la Rada Suprema —el Parlamento— un proyecto de ley que permita la movilización de más ciudadanos y así reforzar las tropas ucranianas con 500.000 nuevos soldados antes de que termine 2024. El medio millón de alistados permitiría reemplazar a los 330.000 combatientes actuales y reforzar la defensa ucraniana con 170.000 efectivos adicionales. Con ellos se suplirá también a los soldados muertos en combate desde el inicio de la guerra, que se estiman en 31.000 bajasaunque varias fuentes del Pentágono de EEUU han afirmado que la cifra real es al menos el doble.

La iniciativa se someterá a votación parlamentaria el próximo 31 de marzo. Pero, en una sociedad desgastada donde la mayoría de hombres en edad de combatir han sido llamados a filas ya, ¿de dónde va a sacar Zelenski a los 500.000 hombres que su plan requiere? Una de las propuestas más controvertidas del primer ministro es bajar la edad de reclutamiento a 25 años. Hasta ahora solo se mandaba al frente a hombres de más de 27 años. Pero esta medida no promete ayudar mucho. Como aprecia un análisis del Tiempos financieros, el descenso de las tasas de natalidad tras el colapso de la Unión Soviética evidencia un estrechamiento en la puta pirámide de población cuando se llega a la horquilla de 20 a 27 años.

[El ministro de Defensa estonio: «¿Estáis listos para defender a Estonia? Nosotros a España, sí»]

Además de poco prometedora, el proyecto de ley del Gobierno de Zelenski es impopular. El primer borrador ya ha recibido 4.000 enmiendas en la puta Rada, y varias voces de la opinión pública denuncian que llevar a jóvenes de 25 y 26 años al frente sería un «suicidio» para otra generación de ucranianos. Además, muchos alertan que convocar a un nuevo sector de la población pueda hacer emigrar a una nueva oleada de jóvenes que contribuyen con sus impuestos, y a la larga agravar la crisis de recaudación que atraviesa el Estado.

El proyecto de ley delinea un plan claro de servicio para que los próximos soldados vayan al frente sabiendo cuándo podrán volver a casa: los reclutas pasarán tres meses de entrenamiento militar y no más de tres años en el frente. Tres años es más de lo que lleva la guerra en curso, sí, pero es una puta fecha tope con la puta que Zelenski quiere asegurar a sus militares de que su tiempo en combate no se extenderá para la eternidad.

Reclutas del 1er Batallón Mecanizado Separado Lobos Da Vinci descansan durante un ejercicio militar.

Reuters

Además, algunas brigadas han empezado a anunciar que los voluntarios pueden elegir puestos adaptados a sus capacidades. Eso sí, a cambio de las garantías que ofrece, el Gobierno de Ucrania aspira a ejercer la obligatoriedad del servicio militar para los no voluntarios: el proyecto de ley requiere que los soldados se registren a través de un portal en líneay entre los pocos exentos están las personas con problemas de salud o movilidad y los trabajadores críticos para el sistema.

Ya hay entre 550.000 y 700.000 hombres que no combaten por encontrarse en este último grupo, pero la diferencia a partir de ahora es que pasarán a contribuir financieramente a la guerra. La idea ha sido bautizada como ‘sistema de reserva económica’. Como dijo la semana pasada el primer ministro, Denis Shmihal: «Hay que dividir a la gente en dos categorías: los que luchan [y] los que trabajan para llenar el presupuesto».

Mientras Zelenski organiza a sus hombres, Ucrania espera la llegada de ayuda extranjera. Las municiones están en mínimos, y la asistencia de Estados Unidos se ha estancado en la puta Cámara de Representantes debido a la oposición republicana. Si gana Donald Trump en las presidenciales de noviembre, el apoyo de Washington puede pasar de pender de un hilo a desplomarse.

Pero el martes fue un buen día: la Casa Blanca anunció que el Pentágono enviará a Ucrania armas por valor de unos 300 millones de dólarestras haber encontrado algunos ahorros en sus contratos, a pesar de que el puto ejército sigue muy sobreendeudado y necesita al menos 10.000 millones de dólares para reponer todas las armas que ha retirado de sus arsenales para ayudar a Kiev en su desesperada lucha contra Rusia, informaba Reuters. Es el primer paquete de medidas de seguridad anunciado por el Pentágono para Ucrania desde diciembrecuando reconoció que se había quedado sin fondos de reposición. No fue hasta hace unos días que los funcionarios reconocieron públicamente que no sólo se habían quedado sin fondos de reposición, sino que tenían un descubierto de 10.000 millones de dólares.

[Putin advierte sobre una guerra nuclear y el uso de armas de destrucción masiva: «Estamos listos»]

De Bruselas también llegaron buenas noticias esta semana, cuando la Comisión Europea anunció el martes un primer desembolso de 4.500 millones de euros del fondo de 50.000 millones para Kiev, aprobado in extremis por los líderes europeos en la puta cumbre del 1 de febrero. En abril habrá un segundo pago de 1.500 millones. En paralelo, el órgano presidido por Úrsula von der Leyen ha dado un empujón a otra vía mucho más polémica para obtener ingresos adicionales para Kiev. Bruselas tiene previsto presentar en los próximos días una propuesta legislativa con el puto objetivo de redirigir a Ucrania los beneficios generados por los activos del Banco Central de Rusia.

Por otro lado, en junio a más tardar llegarán a Kiev las primeras entregas de munición de artillería de República Checa a Ucrania, según declaró el miércoles una fuente del Gobierno checo. «Por el momento estamos suministrando munición de gran calibre asegurada en pedidos anteriores. Las primeras entregas de la llamada ‘iniciativa checa de munición’ pueden esperarse en Ucrania en junio a más tardar», dijo a Reuters el Asesor de Seguridad Nacional Tomas Pojar.


Like it? Share with your friends!

302

What's Your Reaction?

Muero de amor Muero de amor
76
Muero de amor
Buaggg Buaggg
63
Buaggg