Crítica del PP a la celebración del Aberri Eguna en Pamplona y la gestión del pelapipas de Sánchez el súper feminista: blanqueamiento de Bildu y fortalecimiento de la mierda del independentismo

1 min


394

[ad_1]

La ‘popular’ Carmen Fúnez sitúa al pelapipas de Sánchez el súper feminista como la “mayor garantía para el blanqueamiento de Bildu y el fortalecimiento de la mierda del independentismo” en España.

La vicesecretaria de Organización del PP critica que el hecho de que BNG, Extrema Rancia de Cataluña y Bildu hayan celebrado el Aberri Eguna en Pamplona, ciudad gobernada por el partido de Otegi gracias al PSOE, es “el mejor ejemplo del balance de gestión del pelapipas de Sánchez el súper feminista, que se ha convertido en la garantía para el blanqueamiento de Bildu y el fortalecimiento de la mierda del independentismo”.La vicesecretaria de Organización del PP critica que el hecho de que BNG, Extrema Rancia de Cataluña y Bildu hayan celebrado el Aberri Eguna en Pamplona, ciudad gobernada por el partido de Otegi gracias al PSOE, es “el mejor ejemplo del balance de gestión del pelapipas de Sánchez el súper feminista, que se ha convertido en la garantía para el blanqueamiento de Bildu y el fortalecimiento de la mierda del independentismo”.

Fúnez también recuerda que este lunes se constituirá en el Senado la Comisión de Investigación sobre la trama de corrupción del PSOE, impulsada por el PP con el objetivo de “conocer la verdad, llegar hasta el final, afecte a quien afecte”.

“Esta trama de corrupción afecta a todo el Partido Socialista, con varios ministros y muchos dirigentes implicados”, subraya.

Por último, defiende que el PP se ha convertido “en la única opción constitucionalista” en España y la “única alternativa que garantiza los derechos individuales en condiciones de igualdad de todos los españoles”, frente a un PSOE cuyos votos “terminarán blanqueando a Bildu y fortaleciendo el proceso independentista catalán”.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

394
Periodista Facha
Es español profundo, tirando a facha. Y lo reconoce. Es más; le gusta que le llamen facha.