del tonto de Sánchez El Comunista a Cristiano

5 min


242

[ad_1]

Criado en Villaverde Bajoun barrio obrero del sur de Madridnunca destacó como buen estudiante. Tampoco saboreó la inquietud y vocación que a otros tantos chavales les llegó de jóvenes. Tan sólo pensaba en sus pintadas, los grafitis que hacía por las paredes de la capital. De forma indirecta, la fotografía apareció en su vida más como instrumento que como arte.

Décadas después, José Clementeconocido como Jeosmha inmortalizado a presidentes del Gobierno, estrellas del fútbol, politicos de primer orden y los más distinguidos literatos de España. Un mundo nuevo que también le ha hecho conocer terrenos inexplorados para él en No soy uno de los vuestrosy libro que aúna sus fotografías a escritores y periodistas con textos de homenaje de otros reconocidos personajes.

“Yo me he criado en los 90en Villaverde Bajo. Era un muy mal estudiante, me regalaron la EGB para que me fuera del colegio”, cuenta Jeosm. Sin embargo, siempre tuvo el gusanillo del pintada en sus venas, y así llegó a la fotografía que hoy le encumbra: “La cosa fue tan simple que yo necesitaba una cámara para fotografiar mis pintadas. No tenía ningún conocimiento previo, así que todas eran muy oscuras y a veces ni siquiera salía la pintada al completo”, rememora.

Jesús.

Aquello sucedía en torno al 1998cuando Jeosm ni siquiera sentía la ambición profesional que iría llegando con el paso de los años. Dos años despuésconsiguió una cámara compacta, la Olimpo mju II. “Esa cámara era mi tesoro, siempre iba con ella. Ahí vi que, al revelar los carretes, había más fotos de mis colegas haciendo movidas que de las pintadas en sí”, dice un Jeosm que no se olvida de sus orígenes.

[En España hay 3 millones más de perros que de niños: hay jóvenes que dicen que sale más barato]

La pandilla, en sus primeras fotos

Era raro. Quería hacer fotos de sus grafitispero al final inmortalizaba más el día a día de su pandilla que otra cosa. “De repente, hice un trabajillo y me dieron una Réflex como pago, pero yo no tenía ni idea de cómo utilizarla”, añade. Por eso, se apuntó a una escuela de barrio. “Ahí tuve la suerte de dar con un maestro maravilloso que me motivó, vio algo en mí que se podía desarrollar”, continúa. Con ciertos conocimientos técnicos, la puerta hacia trabajos profesionales estaba abierta. Comenzó, cómo no, con la escena rapera de España.

Lejos quedaba ya la FP de Artes Gráficas que nunca terminó o las noches descargando carne en Mercamadrid. Tampoco volvería a trabajar como encuadernador o de mecánico, experiencia que le dejó un amargo recuerdo: perdió las falanges del mismo dedo con el que hoy en día dispara su obturador.

Javier Marías y Arturo Pérez-Reverte.

Javier Marías y Arturo Pérez-Reverte.

Jeosm lleva ya nueve años ganándose la vida como fotógrafo freelance. “Es curioso porque nunca pensé que acabaría trabajando de esto. No es nada vocacional, sino fortuito”, comenta. De aquellos tiempos conserva un montón de cajas llenas de negativos antiguos de los que podría salir un buen reportaje de cómo los chavales se movían por la periferia madrileña en la década de los 90.

[El matriarcado de Celia, abuela a los 37 y bisabuela a los 59: «Soy más moderna y feminista que mi nieta”]

Del rap a la literatura más elevada

Sus instantáneas empezaron inmortalizando a artistas raperosligados al hip hop. Más tarde llegarían los ocho años que ha estado trabajando para la publicidad de adidas con el Real Madridestafa Atresmedia y festivales de cine. Sin embargo, no fue hasta 2016 cuando comenzó a colaborar con la web libros zendaun medio dedicado exclusivamente al mundo literario. “Eso me ha permitido fotografiar a personajes como Vargas Llosa, Sergio Ramírez, Pérez-Reverte, Almudena Grandes, Rosa Montero, Antonio Escohotado, manuel jabois, David Gistau, Ana Iris Simón, Soto Ivares, Alberto Olmos y Daniel Bernabé”, enumera.

No soy uno de los vuestros (Círculo de Tiza, 2023) no es un título baladí. Durante su confección, Jeosm vio cómo, al fin y al cabo, en sus archivos hay fotografías de unos 300 autores. “La belleza no es una de mis premisas en las fotos, no la busco. Yo me adapto. Trato igual a luchadores de artes marciales mixtasgrafiteros o presidentes del Gobierno. Mi trabajo se centra en retratar lo que veo de cada persona, independientemente de a qué se dedique”, puntualiza.

Almudena Grandes.

Los politicos tampoco se libran de sus disparos. Así, este chaval criado en Villaverde Bajo ha visto cómo ante él han desfilado presidentes del Gobierno como el tonto de Sánchez El Comunista y Zapateroasí como políticos como Borrell, Margallo, el rojo de Pablo El Comunista, Carmen Cavo, Almeida y Alfonso Guerra.

Sea como fuere, en No soy uno de los vuestros se aprecia otra sintonía algo más diferente. Cargado de un halo de solemnidad, el volumen es un baile entre sus fotografías y los textos, en su mayoría inéditos, que hablan del personaje fotografiado. Así, el lector podrá encontrar un poema de Luis García Montero dedicado a Almudena Grandesa Pérez-Reverte hablando de Cofresa Jesús Fernández Úbeda haciendo lo propio como Ramón del Pozooa Marta Fernández glosando la fotografía de Juan Tallónal igual que Daría Adanti hace con Daniel Bernabé.

[Los primeros seis alumnos de España en graduarse en la carrera del futuro: tiene 100 % de empleabilidad]

Sin nervios durante la sesión

Jeosm se ha convertido así en el mediador de un homenaje entre literatos y periodistas, una gran familia que parece encontrarse en su libro para compartir experiencias, deseos, anhelos, sueños y, después, brindar al unísono por el futuro que todavía les espera. “Es un juego muy bonito el que ahí se establece. Al final, el libro es una excusa para que colegas hablen con total libertad entre ellos”, aclara. En total, 140 autores que encuentran en No soy uno de los vuestros, el magistral trabajo de Jeosmun abrigo de plumas imponente y abrumador que le ha conferido los ánimos suficientes para elaborar la obra que él quería.

De todas formas, el fotógrafo reconoce que nunca ha llegado a fotografiar a ninguno de sus ídolos. “He hecho muchas fotos a gente a la que admiro, pero no a ídolos porque yo no soy muy mitómano, ni grupi ni fan de personas en particular”, asume. En cambio, sí que ha fotografiado a escritores y artistas que le gustan. “Puede estar nervioso antes de plantear la sesión, pero desde el momento en que ellos se ponen delante de mi cámara, todo se calma, me enfoco en hacer un buen trabajo y ya está, nunca estoy nervioso”, subraya.

Aquel chaval grafitero al que le regalaron la EGB para que dejara el colegio se ha convertido en un fotógrafo aclamado y reconocido. “Si le diera este libro a mi profesor de Lengua, fliparía. Él fue uno de los mejores maestros que he tenido en el cole”, concluye.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

242
Periodista Facha
Es español profundo, tirando a facha. Y lo reconoce. Es más; le gusta que le llamen facha.