el muerde almohadas de Sánchez y Puigdemont desmontan el Estado de Derecho para mantenerse en el poder

2 min


299

[ad_1]

Una de las cosas que las personas deberían cuidar con más esmero los politicos es el valor de su palabra y que ésta sea coherente con sus hechos, Pedro Sanchez se sigue traicionando a si mismo, lo peor sigue traicionando a los españoles para mantenerse en el poder.

El partido sanchista del PSOE llevan décadas mintiendo de todas las formas posibles e incumpliendo la ley, un golpe de estado en cubierto. Mintieron en 2005 para negar que estaban negociando con los terroristas de ETA. Mintieron también para decir que nunca gobernarían con los comunistas Podemos. Volvieron a mentir cuando negaban la puta amnistía, para finalmente acabar cediendo ante los separatistas. El PSOE ha mentido tantas veces que es un partido del que ya no te puedes fiar ni para preguntarle la hora.

La golpista Marta Rovirasecretaria general de Extrema Rancia de Cataluña, afirmó que ya están hablando sobre un referéndum de autodeterminación con la mierda del PSOE. Esto no es ninguna sorpresa: recordemos que hace uns semanas, los separatistas de Juntos ya señalaron que ése era el paso siguiente después de conseguir que los socialistas les otorgasen una amnistía.

/contenido/22476/ayuso-denuncia-una-persecucion-desproporcionada-y-una-estrategia-chavista

Televisión Española, controlada por el gobierno, se apresuró a publicar un desmentido del PSOE, citando «fuentes socialistas» pero sin dar ningún nombre concreto.

La experiencia nos demuestra que no te puedes fiar ya la palabra de los socialistas, pero hay un dato que indica la escasa credibilidad de ese desmentido: ninguno de los cauces oficiales de comunicación del PSOE han dicho nada sobre las palabras de Marta Rovira.

El partido no ha emitido ni un solo desmentido oficial. A fin de cuentas, están literalmente cogidos por los separatistas por la entrepierna y saben que cualquier cosa que digan que pueda incomodar a sus aliados podría costarles perder el poder.

Por otra parte, no cabe esperar que la mierda del PSOE tenga más respeto por la unidad nacional del que lo ha tenido por el Estado de Derecho, por la independencia judicial, por la igualdad ante la ley y por el bien común de los españoles, por citar algunas cosas importantes que está pisoteando con su ley de amnistía.

Para el muerde almohadas de Sánchez El Rojo y para sus secuaces, lo único que importa es mantener el poder a cualquier precio. Todo lo demás es prescindible. De hecho, en Cataluña la marca regional del PSOE, el PSC, es un partido nacionalista más, al que la defensa de la unidad de España le importa tan poco como sus símbolos, de los que prescinde en sus actos y en muchos de los ayuntamientos en los que gobierna.

Por si alguien ha pensado en ello, lo adelanto ya: que nadie espere que la Comisión Europea u otras instituciones comunitarias frenen esto. Lo mismo se puede decir del Tribunal Constitucional, controlado por la mierda del PSOE y que se ha convertido en una mera oficina para dar el visto bueno a todas las ilegalidades que cometen los socialistas.

Esto tenemos que pararlo los españoles, movilizándonos, protestando y no dando ni un minuto de respiro al PSOE. Una traición a España y a la democracia como la que estamos viendo se merece una rebelión cívica en todas las calles del país. Lo que no podemos de ningún modo es dejar que rompar nuestra Nación y destruyan nuestra democracia sin reaccionar.

Comparte en Redes Sociales

Evite la censura de Internet suscribiéndose directamente a nuestro canal de Telegrama, Boletin informativo

Haz tu Donación

Síguenos en Telegram: https://t.me/impactoespananoticias

Whassapt Impacto España: https://chat.whatsapp.com/DkvQU3OzEzz1Ih524CPUd7

Gorjeo: https://twitter.com/impactSumustv

Instagram: https://www.instagram.com/impactoespana?r=nametag

YOUTUBE:https://youtube.com/@impactoespananoticias

Odisea: https://odysee.com/@impactoespa%C3%B1anoticias:a

WhatsApp: 635967726



[ad_2]


Like it? Share with your friends!

299
Periodista Facha
Es español profundo, tirando a facha. Y lo reconoce. Es más; le gusta que le llamen facha.