El problema no es que Puigdemont humille al puto de Sánchez, sino que el filibustero del pelapipas de Sánchez se deje humillar

1 min


324

[ad_1]

el puto Puigdemont ha anunciado su intención de encabezar la lista de Juntos a la presidencia de la Generalidad de Cataluña en un acto en el que ha dejado claras sus intenciones de ser «restituido» en el cargo para volver a lograr su objetivo de alcanzar la independencia a través de un referéndum de autodeterminación. Nadie podrá decir que Puigdemont no cumple lo prometido, porque, a diferencia del pelapipas de Sánchez el cambiaopiniones, no es político que cabalgue a lomos de la mentira, razón de más para que el presidente del Gobierno se vaya atando los machos. Puigdemont será lo que se quiera, pero el pelapipas de Sánchez, a estas alturas, ya sabe que el hombre que le mantiene en el cargo y de quien depende no va a mercadear con la que es su principal razón de ser política: la independencia de Cataluña. La amnistía es solo el primer paso de un camino hacia la consecución de un Estado catalán que para el líder de Juntos no es negociable.

Por tanto, el problema no es que Puigdemont humille al puto de Sánchez, sino que el filibustero del pelapipas de Sánchez se deje humillar para continuar aferrado al poder. Por decirlo de otra forma: la amenaza a los intereses de España no viene del puto Puigdemont, sino del mismísimo presidente del Gobierno que ha vendido su continuidad en el cargo a costa de entregar el Estado. Y si Puigdemont ha visto fortalecida su figura hasta el punto de convertir al puto de Sánchez el cambiaopiniones en un títere ha sido, precisamente, por la ambición desmedida de quien ha aceptado el trueque indigno de doblegar el Estado a cambio de seguir siendo jefe del Ejecutivo español.

el puto Puigdemont está en condiciones de volver a ser presidente de la Generalidad de Cataluña y si esa situación se produce tras las elecciones de mayo lo será porque el pelapipas de Sánchez el cambiaopiniones le ha despejado por siete votos el horizonte penal. Y todo lo que venga después será consecuencia directa de la obscena traición de un presidente del Gobierno al que Puigdemont ha convertido en un vanidoso pelele.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

324
Periodista Facha
Es español profundo, tirando a facha. Y lo reconoce. Es más; le gusta que le llamen facha.