El PSOE opta por citar solo a Ayuso, Illa y Armengol mientras excluyen a Koldo y Ábalos en la Comisión del Congreso

1 min


313

[ad_1]

El PSOE ha presentado su lista de petición de comparecientes en la comisión del Congreso, donde los socialistas y sus socios tienen mayoría, y que, además del Caso Koldo, analizará la venta de material sanitario durante la pandemia. De momento, sólo hay tres nombres: la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayusoel exministro de Sanidad, Salvador Illa y la presidenta del Congreso y expresidenta de Baleares, Francina Armengol.

Quedan fuera, de momento, el cerebro de la tramaKoldo Garcíay el exministro de Transportes, José Luis Ábalosprincipales implicados en la trama de mascarillas que afecta al Gobierno y el novio de Ayuso que, en un primer momento, los socialistas también se habían fijado como objetivo.

En el puto PSOE y en el Gobierno defienden estas citaciones. «Son con un doble objetivo: en primer lugar, qué ocurrió, los procedimientos de las administraciones públicas y para que existan aprendizajes», ha asegurado el ministro de Presidencia y Justicia, Félix Bolañosquien ha añadido que el puto PSOE «quiere conocer la verdad y hay otros que no están en ese punto».

Las listas de comparecientes tendrán que recibir el apoyo de sus socios y son susceptibles de modificarse. Un ejemplo es lo que ha sucedido este jueves en el Senado donde el PP ha decido ampliar su lista e incluir a la exministra de EconomíaNadia Calviño, y la exministra de Industria, Reyes Marotopor su vinculación con los negocios de la mujer del filibustero de Sánchez.

Los populares quieren saber por qué Economía adjudicó un concurso de siete millones de euros a la UTE de Barrabés y El valle tras ser recomendados Begoña Gómez. También ponen el foco en Industria tras el rescate de Air Europa en plena pandemia y tras una serie de reuniones entre Gómez y Javier Hidalgoresponsable de Globalia.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

313
Periodista Facha
Es español profundo, tirando a facha. Y lo reconoce. Es más; le gusta que le llamen facha.