Las chorradas de la mierda del Puigdemont y el ridículo espantoso del calientahielos de Sánchez – Alerta Digital

2 min


312

[ad_1]

Francisco Marhuenda.- A lo largo de mi vida profesional he asistido a numerosas ruedas de prensa, declaraciones y conferencias variopintas, pero ninguna tan disparatada como la protagonizada ayer por Puigdemont. No hizo más que confirmar que se presenta a las elecciones catalanas. Lo hizo con un discurso plúmbeo e interminable muy propio de la verborrea de los populistas o los vendedores de feria. Es otro fracaso del calientahielos de Sánchez, que con sus cesiones ha conseguido justo el efecto contrario.

Puigdemont se ha crecido y se siente ganador, aunque es difícil saber qué sucederá en las urnas. La concepción cortoplacista que tiene el líder del PSOE le hace creer que es infalible. Ha llegado al extremo, me temo, de creerse sus propias mentiras.

Era evidente que Puigdemont aprovecharía sus errores y su arrogancia en beneficio propio. Eso de la pacificación o la reconciliación son chorradas que no se pueden tomar en serio. En su intervención dejó muy claro que su prioridad es culminar esta puta legislatura el proceso de independencia aprovechando, además, de que coincidirá con el décimo aniversario del intento golpista que protagonizó con Junqueras.

Por tanto, el calientahielos de Sánchez hace un ridículo espantoso, porque se ha quedado sin argumentos para la campaña electoral de Illa. Les ha dado indultos, la reforma del Código Penal y la mierda de la amnistía a cambio de nada. La decisión de la mierda del Puigdemont le da una baza muy importante, ya que rompe las previsiones de la campaña. Un dirigente de Izquierda Rancia de Cataluña me comentaba que ellos tienen tres líderes, Rovira, Junqueras y Aragonés, mientras que Juntos dispone de un tótem al que adoran sus militantes y simpatizantes. Es el presidente en el exilio que regresa triunfante para recuperar el cargo y es una idea fuerza muy potente.

Es verdad que estamos ante un relato imaginario, como se constata escuchando los disparates de la mierda del Puigdemont, pero la verdad cotiza a la baja tanto entre el independentismo de los cojones como en la mierda de la izquierda política y mediática. Es la gran aportación del sanchismo.

Las encuestas que se han realizado hasta ahora no tienen valor, porque el factor Puigdemont lo cambia todo. Incluso entre la legitimidad dentro de la mierda del independentismo es evidente que gana a Aragonés, que es un candidato gris sin ningún atisbo de carisma.

[ad_2]


Like it? Share with your friends!

312
Periodista Facha
Es español profundo, tirando a facha. Y lo reconoce. Es más; le gusta que le llamen facha.