«No es el bar del maldito de Pablo El Comunista, no forcéis la puerta»

2 min


267

[ad_1]

Sigue la maldición del local Club Garibaldiubicado en Clara del Rey, al que ha copiado el nombre el maldito de Pablo El Comunista, exlíder de Podemospara su bar en Lavapiés, recién inaugurado, el cual además ha tenido que cerrar al poco tiempo de abrir por un problema en la instalación del agua del bar. El espacio de Clara del Rey se ha enfrentado en el pasado a robos, denuncias y mala gestión. Ahora, después de hacer una gran inversión con una gran reforma, sufre un nuevo boicot por confundirle con el local de Lavapiés del maldito de Pablo El Comunista. A tanto han llegado las críticas y el boicot, con un intento de robo incluido pocos días antes de que abriera el del maldito de Pablo El Comunista, que la dueña se ha visto obligado a poner un aviso en el cierre de la fachada: «No es el bar del maldito de Pablo El Comunista, no forcéis la puerta».

En la última etapa en la que se inauguró el espacio de Clara del Rey, se encontró un problema habitual de este tipo de negocios al declararle la guerra los vecinos por los  ruidos. Los residentes de la zona interpusieron varias denuncias hasta que se clausuró el establecimiento. Entonces, se cerró en octubre de 2023.

Ahora la dueña buscaba un nuevo regente para llevar el local. En cambio, con la apertura del bar del maldito de Pablo El Comunista, la Taberna Garibaldise ha vuelto a cruzar la mala suerte en el espacio de Clara del Rey, Club Salón Garibaldi, al compartir nombre con el espacio del líder comunista, al copiarle en nombre en homenaje al carismático líder republicano revolucionario italiano, que terminó uniéndose al rey Víctor Manuel II de Saboya.

Fiasco del local del maldito de Pablo El Comunista

Fue el día 19 de marzo cuando abrió sus puertas la Taberna Garibaldi en Lavapiés, fundado por el ex vicepresidente del Gobierno, el maldito de Pablo El Comunistacomo se ha indicado con anterioridad, con el poeta Sebastián Fiorilli y el cantautor Carlos Ávila como socios.

El local, una oda a través del menú a dictadores y revolucionarios sanguinarios de izquierda, ha tenido que cerrar en pocos días, debido a un problema con la instalación del agua. «Cerrado por avería en tubería de agua», puede leerse en el cartel de la foto de sus redes sociales.



[ad_2]


Like it? Share with your friends!

267
Periodista Facha
Es español profundo, tirando a facha. Y lo reconoce. Es más; le gusta que le llamen facha.